Jueves, 16 de noviembre de 2006
"Nunca m?s volver?s a hablar con los ?rboles".


Pues aqu? estaba yo, el rey me hab?a convencido para llevarle una carta al pa?s vecino y evitar una guerra, vamos una misi?n de alto standing, ideal para alguien como yo. Pero en alg?n momento en nuestro paseo por el bosque se hab?a creado una gran confusi?n mientras hu?amos de una lagartija y la carta se perdi?, as? que cuando podr?amos estar en una posada disfrutando de buena comida, m?sica y diversi?n, en verdad est?bamos paseando por un puto bosque, con fr?o, hambre y muertos del asco. Aparte de los compa?eros de siempre, el enano Bugman, nuestro gu?a Pazair el autista, el jodido Kender Puck y ese templo al pecado que era mi mujer Morathi, ven?an tambi?n con nosotros dos nuevos amigos, Mirlon el ladr?n guapo de pecho descubierto y sonrisa arrebatadora y que no paraba de tirarle los tejos descaradamente a mi mujer, y su hermano el ladr?n feo, tonto, lleno de granos y miope cuyo nombre nadie recuerda ni quiere recordar.
Bien, la cosa es que est?bamos paseando junto a un barranco ya que nuestro master era muy imaginativo y llev?bamos tres d?as caminando al lado del puto barranco sin encontrar ning?n punto por donde pasar. As? que como ya estaba un poco hasta las narices y el puto ladr?n lig?n me estaba poniendo de los nervios le dije a Puck:
- Puck, t? que eres animista como un hombre de la naturaleza que est?s en consonancia con las plantas y los animales, por qu? no hablas con alguna de las criaturas del bosque y le preguntas c?mo podemos pasar al otro lado del barranco?
Puck me respondi? todo risue?o:
- S? jefe- y desapareci? saltando dentro del bosque con lo que yo, relajado al saber que hab?a dejado en buenas manos la tarea de averiguar informaci?n, me sent? con Pazair a hablar sobre torturas y muertes lentas para ladrones que se intentan ligar a tu mujer delante de tu cara.
Bien, la cosa es que el jugador de Puck y el master se marcharon a otra habitaci?n, no estuvieron ni tres minutos y cuando volvieron el jugador de Puck era incapaz de controlar las risas hist?ricas que le asaltaban mientras que el master estaba p?lido y mortalmente serio. Empec? a temerme lo peor?otra vez, hab?a pasado lo de siempre, ya estaba Puck haciendo de las suyas.
Y cuando Puck regres? saltando por el bosque, con el coraz?n en un pu?o le pregunt?:
- Querido Puck, has encontrado alg?n animal que te diga c?mo pasar?- y ?l dijo:
- No jefe, pero encontr? a alguien que me dio la informaci?n. Un ?rbol- entonces yo, llev?ndome la mano a la frente dije:
- Y c?mo, en el nombre de todos los dioses, te va a decir un ?rbol c?mo cruzar un barranco si ?l no se ha movido de ese sitio en su puta vida??- Y entonces Puck, henchido de orgullo me dijo:
- No jefe, porque este es un ?rbol m?gico y ?l y sus hermanos se mueven para conseguir sangre fresca y carne de incautos y cuando les dije que estaba con un grupo de amigos al lado del barranco no s?lo dijeron que me indicar?an el camino sino que vienen hacia aqu? para hacernos de gu?as- todo el grupo al un?sono nos llevamos las manos a la cara mientras yo con voz cansada y al borde del suicidio dec?a:
- Recordadme que no vuelva a enviar a Puck a ning?n sitio- y en ese momento el bosque entero se empez? a agitar mientras enormes ?rboles vivientes se abalanzaban sobre nosotros repitiendo la ?nica palabra que parec?an conocer en el idioma com?n:
- Morid!
Y pronto nos vimos envueltos en una lucha por nuestras vidas. Bugman y yo cort?bamos y golpe?bamos mientras que el resto se dedicaban a disparar con sus arcos y Mirlon mientras lo hac?a le explicaba a mi mujer c?mo se tensaban los poderosos m?sculos de sus brazos y su pecho. R?pidamente nos dimos cuenta de que no pod?amos vencer esta batalla, sobre todo cuando el hermano feo, tonto y rid?culo del ladr?n recibi? un manotazo de uno de los ?rboles y cay? por el barranco convirti?ndose en una tortilla de tres huevos contra las piedras del fondo. Entonces yo grit? con mi poderosa voz varonil que infund?a valor en mis aliados y terror en los enemigos:
- Corred por vuestras vidas!- pero no hab?a a d?nde escapar, la ?nica opci?n era descender por el barranco y mientras me peleaba con Mirlon por tener el honor de ayudar a mi mujer a bajar por el barranco recib? un golpe y sal? despedido hacia una muerte segura. Pero hace falta m?s que una ca?da por un barranco y el golpe de un ?rbol furioso o el aturdimiento de cinco turnos para acabar con Arislan. Y a media ca?da mis poderosos brazos se curvaron y tensaron agarrando de una pared y salv?ndome de la muerte. Y no s?lo logr? eso sino que estaba otra vez en mi lugar natural, delante de todos, guiando al grupo y adem?s, al descender no s?lo ve?a c?mo descend?an los dem?s sino que ve?a todo lo que hab?a debajo de la t?nica corta de mi mujer, la elfa oscura supermodelo, y que no llevaba ropa interior.
As? que, afianzado como estaba a la pared y con un nuevo ap?ndice extra que me ayudaba, continu? mi descenso. Por desgracia no todos mis compa?eros eran tan h?biles como yo y Puck, que estaba observando el mismo espect?culo que yo, de repente se solt? de la pared, seguramente embobado al ver el culo de mi mujer y acordarse de la noche que pas? con ella fingiendo ser yo. Y a pesar de todo lo que nos hab?a hecho y a pesar de que era un estorbo completo y de no merecer m?s que la m?s terrible de las muertes y el desprecio, separ? de la pared mi herc?leo brazo izquierdo y atrap? a Puck en pleno vuelo salv?ndole la vida.
Todav?a no me hab?a librado del baboso Puck que gritando:
- Gracias jefe, te quiero, te quiero- intentaba darme besos en la boca, cuando se produce un nuevo grito y veo caer a mi mujer que con esa habilidad que tienen las t?as buenas en las partidas de rol, va perdiendo toda su ropa en el proceso y sin pensarlo m?s, sobre todo porque la sangre ya no me llegaba al cerebro, separ? mi herc?leo brazo derecho y atrap? a mi mujer. Y en ese momento, con un enano baboso en un brazo y una diosa del sexo salvaje en el otro, los tres nos dimos cuenta de que las posibilidades de seguir descendiendo de forma controlada eran m?s bien esacas, m?s cuando mi, est? mal que yo lo diga, portentoso ariete de carne cobr? vida propia y empez? a separarnos de la pared. Y entonces, como uno solo, Puck y mi mujer gritaron al un?sono:
- Con los dientes Arislan, con los dientes!- y yo ni corto ni perezoso lanc? mi hasta entonces hermosa y perfecta dentadura contra el duro granito. Cinco minutos despu?s Puck y mi mujer segu?an descendiendo tranquilamente mientras que yo, en otros tiempos bardo de la sonrisa de oro, trataba de encontrar la mitad de mi jodida dentadura en la pared de granito. Y fue entonces cuando cay? el tercero de mis compa?eros y fue a hacerlo directamente sobre mi cabeza, mi mejor amigo, Bugman el enano, con sus 140 kilos de puro m?sculo, su armadura completa, su hacha de batalla, su ballesta pesada y toda su mochila. Se solt? de la pared y tras una ca?da libre de unos 30 metros fue a aterrizar sobre mi antiguamente hermosa sonrisa y sobre mi perfecta y maravillosa cara que como pod?is imaginar dej? de ser perfecta y maravillosa en ese preciso instante. Pero a pesar de todo no pod?a permitir que mi amigo cayera y una vez m?s solt? mi herc?leo brazo derecho para agarrar a Bugman y evitar su muerte. Y as?, sosteniendo al pesado enano, inici? un penoso descenso en el que a cada instante mis m?sculos amenazaban con reventar por el terrible esfuerzo. Y cuando ya por fin hab?amos descendido unos 10 metros, tuve que detenerme completamente exhausto para descansar. Y en ese momento Bugman sac? su daga y apoy?ndola en el cintur?n por el que yo le sujetaba me dijo:
- Sabes que tengo que hacerlo, es la ?nica manera de que uno de los dos pueda sobrevivir- yo le dije:
- No Bugman, no es necesario. No lo hagas amigo, podemos llegar al final- pero Bugman, con los ojos arrasados por las l?grimas dijo:
- No Arislan, nuestros caminos se separan aqu?. Ha sido un honor luchar a tu lado y aunque yo sea un enano y t? un elfo siempre te considerar? un amigo. Gracias por todo, te quiero t?o- y despu?s, lanz? su daga a cortar el correoso cuero mientras yo gritaba:
- NOOOOOOOOOOO!- Y Bugman cay? los escasos 30 cent?metros que lo separaban del suelo, aterrizando sobre el pie de Puck que estaba muy entretenido viendo el espect?culo sin decir ni m? el muy cabr?n.
Bugman se qued? tirado un momento en el suelo y luego dijo:
- Me cag?en todos los putos muertos de vuestras putas familias! Le he dicho a un elfo que le quiero y he llorado!- y yo, tratando de aguantar las l?grimas o la risa, no lo s? bien, le dije con la mejor de las sonrisas que pod?a tener en aquel momento:
- Poz qu? quierez que te diga, me hab?iz dejao que parezco maz un orco que un elfo, hijoz de puta!- y mientras todos se re?an con este extra?o clich? t?pico de final de episodio, Mirlon aterriz? al lado de mi hermosa mujer y le dijo:
- T?pate con mi capa. Y ahora que tu marido es un monstruo horrible y deforme tal vez necesites un hombre atractivo para calentarte por las noches- y entonces ella, agarrando dos piedras, las us? como martillo contra la nariz y la mand?bula del ladr?n, as? sin ensa?amiento, como unas 250 veces?Y cuando termin? dej? caer la ensangrentada gravilla que ten?a en las manos y dijo:
- Pues cuando encuentres uno me lo presentas- todos nos quedamos con la boca abierta mirando para mi mujer, sin atrevernos a decir nada. El ?nico que abri? su bocaza fue Puck para decir:
- Qu? mala hostia gasta la elfa oscura, pero qu? buena que est?- y ella agarrando al jodido Kender por los huevos y levant?ndolo por ah?, le dijo muy seria:
- Nunca jam?s volver?s a hablar con los ?rboles- y por primera vez en su vida vi a Puck asustado que respond?a:
- S?s? ama, lo que t? ordenes.
Publicado por FIONN @ 23:13  | ARISLAN
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
GRandes historias y pobre Arislann recibe de todo y por todos lados en fin siemprequisever la cuarta parte (si es que la ahi) y si llegaron a entregar la dichosa carta al otro reino
Publicado por Akodo1
Martes, 17 de abril de 2007 | 11:55
Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajj!!!

Dioxxx!
Ke grande el Kender!!!
Publicado por Nekromantisist
Jueves, 03 de abril de 2008 | 0:59
xD
que se puede decir... Puck en realidad trata de impedir que llegue la carta!
muy gracioso me lo he pasado muy bien leyendolo Muchas risas
Publicado por Shizit
Mi?rcoles, 09 de abril de 2008 | 13:27
En realidad Puck era un gran visionario que intentaba por todos los medios que Arislan tuviese descendencia porque sab?a que su hijo ser?a lo peor de lo peor Vacilando
Publicado por Saria
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 15:15